Las palabras finales que escuché de su boca fueron las que en México disimulan la eterna despedida: “A ver cuándo nos vemos”. Los dos sabíamos muy bien que no íbamos a reunirnos jamás.

Langerhaus - El Principio del Placer por José Emilio Pacheco (via fluoxiness)

All the hardest, coldest people you meet were once as soft as water. And that’s the tragedy of living.

Iain S. Thomas, I Wrote This For You (via larmoyante)